Razas Autóctonas Extremeñas

Nos hacemos eco de un artículo en el periódico hoy.es en el que se explica la situación actual de las razas autóctonas extremeñas y el gran esfuerzo que se hace para preservarlas. Entre las razas Autóctonas extremeñas nos encontramos, el Burro Andaluz, la Cacereña Blanca (Vacuno), la Merina Negra (Ovino) y las cabras Retinta y Verata.

Cría de Cabrito de Raza Verata

Luego se da la circunstancia de que estas razas suelen tener un rentabilidad baja y añadiendo la continua caída de la renta agraria, mantener una explotación con estos animales suele acusar una pérdida económica que debería verse apoyada por subvenciones directas a los productores. Además, otro agravante, suele ser la expansión de otras razas foráneas que suelen ser más productivas, por lo que han llegado a un punto crítico, en el que se han encontrado al borde de la extinción.

Y aquí es donde entra en juego el Censyra, el Centro de Selección y Reproducción Animal, para tratar de recuperar las razas extremeñas, manteniendo su propia cabaña ganadera con distintas razas, en una explotación de 300 hectáreas, y en la que guardan más de un millón de muestras de semen o embriones que llegan al centro de toda la biodiversidad extremeña. Desde el Censyra participan en los programas de conservación de las razas puras, inseminando con animales de calidad genética constatada y conservando ese material genético.

Ejemplar de macho de raza Autóctona Verata

Por otro lado, el director del centro, D. Andrés Domingo Montes, señala el importante papel que desempeñan las distintas asociaciones de ganaderos, entre las que se encuentra Acriver para gestionar la conservación y mejora de la Raza, en nuestro caso la Raza Verata, con su programa de mejora genética e inscripción en el libro genealógico.

Desde la Junta de Extremadura se trabaja y legisla para proteger a estos animales amenazados, destinando ayudas para las ganaderías que se afanan en la conservación de las razas autóctonas, subvenciones agroambientales y a las asociaciones ganaderas que se dirigen la mejora genética de cada una de las razas, conservación y fomento.